La responsabilidad de ser CEO

Aunque no soy abogado ni aficionado a las leyes me he atrevido a escribir este post como administrador o consejero en diferentes empresas.

Para mi ser CEO entraña muchas cosas pero si me preguntas una de las más importantes y que es básica es velar por mi responsabilidad de actuar conforme a la ley (diligentemente), para que no pueda afectar en ningún momento a mi patrimonio (ni el de resto de consejeros) que no he invertido en la compañía.

Hay una frase de Warren Buffet que en su día me impactó: no tiene sentido jugarse dinero que necesitas para vivir para ganar dinero que no necesitas. Así que tengo como regla, cuando emprendo arriesgo un capital y tiempo invertido, pero NUNCA ir más allá del dinero invertido, mío o cualquier consejero.

Tener una sesión sobre qué responsabilidades tiene ser administrador de un empresa creo que es básico.  Se ven muchos business angels y emprendedores que asumen cargos de consejeros con mucha “felicidad” sin ser consciente de que tienen que velar por sus responsabilidades y cumplir con la legislación vigente.

En este tiempo no he encontrado a nadie que “incumpla” con la legislación siendo consciente pero muchos no cumplen por desconocimiento. Inicialmente el riesgo muchas veces es pequeño pero conforme creces el riesgo se hace muy grande, y como en su día no se le dio importancia a un tema y se pensó que estaba bien no se volvió a mirar, y pasado un tiempo un aspecto no bien mirado puede ser un problema. Creo que una de las obligaciones como administrador es ser consciente y trasladarlo a tus consejeros de que está bien y que esta mal y que está en un terreno gris, e invertir en saber como esta cada cosa legalmente es un “MUST”. Muchas veces las empresas se mueven en terrenos grises, ante la duda yo volvería al terreno blanco o habría que poner el máximo de recursos para limitar que estás haciéndolo bien, porque si tu empresa sale bien, un día te querrán comprar y en la due dilligence saldrán esos problemas, y como emprendedor tendrás que garantizar TU los resps&warrants (no los inversores, tú), y si sale mal, la responsabilidad le tendrás tú por no haber actuado diligentemente. Así que lo mires por donde lo mires, invertir parte de dinero en tener asesores legales y que se revisen las cosas siempre te beneficiará como emprendedor. Y si tu empresa no puede pagar o no puede cumplir con la legislación por los costes “legales” pues nada tal vez vale la pena darse cuenta que seguro que ese negocio no vale la pena para ti como administrador ni accionista.

Os expongo un caso donde yo me vi metido:

En Offerum tuvimos un problema legal donde vi claramente que ser administrador no es ninguna broma (y nunca me lo he pensado). Un proveedor de Offerum sacó a la venta unas de camisetas de una marca reconocida a través de nuestra web. Se vendieron 400€ en estas camisetas. La reconocida marca demandó penalmente a presidente del consejo y consejero delegado porque dichas camisetas eran falsificadas (Vicente y a mi). La compañía pese a no tener un manual formal contra la prevención de delitos cumplimos con “reglas” internas para evitar cualquier falsificación (solicitar al distribuidor certificado de ser producto oficial, certificado conforme era distribuidor oficial, que el precio fuese similar al mercado, que la sociedad y número de cuenta existiesen, proveedor constituido legalmente, …). El primer shock es cuando ves que te han puesto una demanda por lo penal, vamos que eso acojona, después de visitar a diferentes abogados ves que no será grave pero que es un tema serio, nunca había tenido una demanda penal, pero la siguiente demanda penal si tienes un antecedente puede ser cosa seria. El segundo shock es porque esta demanda la recibes una vez se ha vendido la empresa, y necesitas recopilar toda la info y pagar los abogados (en penal os digo que no son baratos). Pensamos que sería muy fácil hablar con la marca y explicarles que nosotros habíamos realizado todo bien y que nosotros les facilitaríamos información sobre el distribuidor necesaria para que fuera contra él, y que no queríamos generar ningún problema, sin embargo los abogados de la marca te responden con un, bien negociemos un precio determinado (cantidad bastante alta) o bien nosotros queremos que el sector se de cuenta de que nuestro cliente no quiere que se venda su marca por internet.

Por 400€ nos habíamos metido en un tema serio, y pese a cumplir todo y que los abogados nos decían que no habría problema, tener una causa por lo penal no me pareció ninguna broma. Finalmente el tema no llegó a nada pero desde que llegó un tio a casa con una carta del juzgado hasta que se dio por concluido el tema habían pasado 18 meses, y 40.000€ en abogados que tuvimos que pagar nosotros. El seguro de administrador fue una basura, estuvimos 36 meses intentando recuperar el dinero de los abogados, finalmente lo conseguimos pero no fue tarea fácil.

A veces me pregunto si no hubiese tenido una guía interna que un día hizo el COO de detección de falsificaciones y validación de proveedores, ¿qué hubiera pasado?

Recomendaciones básicas:

  • Tener buenos asesores en diferentes materias. Tener segundas opiniones en temas críticos para mi me quita un peso.
  • Conforme tengas un volumen, por ejemplo una cifra de facturación o empleados que tus padres estarían orgulloso de ti, volver a revisar los aspectos más relevantes con nuevos asesores como si fuera una due-dilligence.
  • Si entras nuevo como consejero solicitar esas due dilligence de las áreas más importantes (normalmente fiscales, o laborales). No des por supuesto que el equipo anterior lo hizo diligentemente. He visto como nuevos consejeros se han incorporado en un consejo que estaba haciendo las cosas mal, y ellos no lo sabían, pensaban que estaba todo bien.
  • Que la auditoría no vea algo, no quiere decir que hay algo que no estés haciendo bien.
  • Aunque los temas de complaiance son un rollo y crees que no son parte del negocio (es cierto nunca te harán que factures más) hay que dedicarles un tiempo y que alguien de la empresa lo ejecute (puede salvarte tu patrimonio no invertido en la empresa). Las complaiances son condición necesaria pero no suficiente.
  • Manual de prevención de delitos, aunque personalmente creo que no aporta al negocio en caso de que pase cualquier cosa te puede evitar un problema penal aunque lo estuvieses haciendo bien. Este manual permite eximir a los administradores de responsabilidades porque demuestran que se están haciendo las cosas bien.
  • El seguro de administrador bajo mi perspectiva no te salva de nada, te puede ayudar en algún momento a recobrar el dinero de abogados (tarde y después de mil llamadas) pero creo que poco más.
  • Un CEO de un proyecto vinculado al Seedrocket, que cualquier cosa que firma lo pasa por un abogado para que le de el ok, yo creo que es extremo pero si piensas realmente las consecuencias creo que es diligente.
  • Las áreas fiscales desde mi punto de vista son las más complejas y en alguna ocasión he utilizado dos despachos para revisar temas de un mismo modelo para contrastarlas.

Muchos VCs no quieren ser consejeros porque no quieren asumir la responsabilidad de que el emprendedor no hayan realizado todas sus tareas diligentemente, y la verdad es que es un riesgo importante. Me suena que siguen teniendo responsabilidad aunque no seas administrador pero actúas como administrador en la sombra (vamos que vas a los consejos como observer, estás en copia de todo, …), pero vamos un abogado lo dirá mejor.